consejos-habitos-deporte

Algunos sabios ya decían hace varios siglos “mens sana in corpore sano” (mente sana en un cuerpo sano), y no se equivocaban, como te demostraremos a continuación.

Lo primero es saber por qué necesitas ejercitar tu cuerpo o, incluso, volver a hacerlo: el deporte es sinónimo de buena salud. No solo te ayuda a bajar de peso, sino que también mejora la frecuencia cardíaca y la respiración pulmonar, haciéndote sentir menos sensación de fatiga. Además, regenera más eficientemente  tu sangre, elimina toxinas y sustancias de desecho del organismo, libera tensiones, reduce el estrés, te mejora el humor, tonifica y da fuerza a tus músculos, hace que duermas mejor por las noches, te protege de enfermedades porque refuerza tu sistema inmunológico, y un largo etcétera.

Hoy te ofrecemos 10 consejos basados en la experiencia y el contacto que siempre hemos tenido con deportistas tanto principiantes como profesionales, y que ellos nos han ido transmitiendo:

  1. Comienza poco a poco (una primera semana de adaptación y si llegas al mes, lo demás vendrá solo).
  2. Márcate metas realistas (cada vez que consigas tus propósitos, date pequeñas recompensas).
  3. Prueba con actividades diferentes (con la variedad no caerás en el aburrimiento).
  4. Busca huecos en tu agenda y ponte rutinas de ejercicios.
  5. Mejor haz deporte en buena compañía (una buena charla en los tiempos de descanso te reconfortará para continuar).
  6. No empieces con dietas estrictas nada más comenzar (es muy duro volver a una rutina de deporte como para encima añadir restricciones a nuestra alimentación).
  7. No esperes a empezar a hacer deporte próximo a una boda, al verano, como propósito de Año Nuevo, etc… puede llegar a ser frustrante y puedes llegar a rechazar el hacer ejercicio.
  8. Respeta tus horas de sueño porque te ayudarán a recuperarte de las agujetas y el cansancio.
  9. Siempre ten en mente los beneficios de la actividad deportiva, son los mejores pensamientos que puedes tener para no saltarte la rutina.
  10. Como para todo, el alcohol y el tabaco son tus peores enemigos en el ejercicio físico.

Estos simples consejos te ayudarán a incorporar la práctica y rutina deportiva en tu vida sin demasiado esfuerzo y, sin darte cuenta, el ejercicio físico será parte de tu actividad cotidiana.

Nos esperes más y empieza ahora, ¡hoy es un buen día!