hacer-deporte-sin-salir-de-casa

Necesito entrenar pero las condiciones climáticas no me lo permiten.

Estamos en pleno otoño y cada vez más próximos al invierno, y el tiempo nos impide muchas veces practicar deporte fuera de casa. Para todos aquellos que no tienen un gimnasio cerca o que simplemente no desean salir de casa para entrenar, este puede ser un buen ejemplo para seguir y mejorar la forma física de manera práctica y económica. Eso sí, dependerá de la constancia y esfuerzo de cada uno el incorporar a su rutina u poco de tiempo al menos 3 veces por semana.

  • Flexiones de brazos o lagartijas. 3 series de 12 repeticiones.

Separa las manos hasta el ancho de los hombros y asegúrate de que queden alineadas con ellos. Si te resulta demasiado complicado, puedes apoyar las rodillas en el suelo para ejecutar correctamente el ejercicio.

  • Sentadillas. 3 series de 10 repeticiones.

Si eres principiante puedes realizarlo con ayuda de una silla (colocándola delante de ti). Los pies deben estar separados hasta el ancho de la cadera y debes bajar la cola, procurando que la rodilla nunca pase de la punta del pie. Si ya tienes experiencia puedes hacer los ejercicios con barra u otro peso a sujetar con los brazos delante del pecho.

  • Elevación de brazos. 3 series de 15 repeticiones.

Si eres principiante, utiliza botellas de agua de ½ litro; si eres experto, de 1 litro. Con las piernas ligeramente abiertas y de pie, toma las mancuernas, eleva lentamente los brazos y baja sin tocar el cuerpo.

  • Abdominales (modo bicicleta). 2 series de 20 repeticiones.

Acuéstate sobre una esterilla, levanta el dorso sin forzar el cuello e intenta unir simultáneamente codo derecho con la rodilla izquierda y viceversa, simulando el pedaleo que se realiza cuando vas en bici.

  • Fondos de tríceps. 3 series de 12 repeticiones.

Con ayuda de una silla, coloca las manos en ella y distancia los pies para bajar la cadera mientras flexionas los codos y los llevas hacia atrás. Si tienes experiencia, puedes colocar los pies en otra silla de la misma altura y desde allí ejecutar el ejercicio.

crema_de_arnica_harpagofito_calendula_hiperico

 

  • Zancadas con piernas alternadas. 2 series de 14 repeticiones.

Recuerda que la rodilla flexionada no debe pasar la punta del pie.

  • Curl de bíceps alternando brazos. 3 series de 15 repeticiones.

Con peso, igual que el ejercicio anterior. 

  • La tabla. 3 series de 20 segundos cada una.

Colocando los antebrazos en el suelo y las puntas de los pies apoyados, debes contraer isométricamente el abdomen para mantener el cuerpo en línea recta durante 20 segundos aproximadamente.

  • Remo horizontal. 2 series de 15 repeticiones.

Con peso en ambas manos, y el torso hacia adelante, eleva las dos manos simultáneamente.

  • Saltar la cuerda. 3 series de 8 minutos cada una. 

Puedes saltar al ritmo que quieras y con el salto que desees. Baja poco a poco la intensidad.

Se pueden realizar muchos ejercicios más. Este es sólo un ejemplo práctico de rutina que puede optimizarse y/o modificarse a gusto del usuario. La idea es trabajar la mayor parte del cuerpo posible y finalmente, incorporar ejercicio aeróbico de buena intensidad para quemar grasas. Entre ejercicio y ejercicio se recomienda no descansar más de 2 minutos.

Y recuerda: si al acabar te encuentras cansado y necesitas recuperar, un buen masaje con nuestras cremas Physiorelax te calmarán esa sensación. Y si tienes algo más de prisa, puedes recurrir a nuestro nuevo spray de masaje.