adelgazar operación bikini

Los deportes de playa por excelencia en nuestro país son el chiringuito y la tumbona. Sin embargo, aun siendo muy tentadores, no debemos descuidar nuestra buena forma, porque al regresar de las vacaciones esto nos puede pasar factura. Con simples ejercicios que nos mantengan activos en nuestras visitas a la playa podemos conseguir grandes beneficios.

Los beneficios de practicar deporte en la playa, en un lugar al aire libre, con ropa cómoda, con esa sensación de libertad y sin el agobio de un horario, repercuten en nuestra salud física y psicológica. Nos sentiremos mejor con nosotros mismos, más satisfechos que si solo nos dedicamos a estar tostándonos bajo el sol sobre una toalla. Es un escenario ideal para eliminar tensiones, estrés y, por lo tanto, un método de escape y relajación.

Algunas actividades que te recomendamos para conseguir el preciado objetivo son:

  • Running (correr sobre arena mojada para amortiguar bien la pisada)
  • Raquetas (jugar con las típicas “palas” en terreno rígido)
  • Voleibol, fútbol o simples toques de balón en la arena
  • Snorkeling (gafas de buceo y aletas para disfrutar del fondo marino)
  • Surf (cabalgar sobre las olas o simplemente revolcarse en ellas más próximo a la orilla)
  • Kayak (de manera individual o entre varios amiguetes puedes disfrutar de la costa con esta especie de piragua)

Además, si en la playa donde te encuentras existen escuelas y empresas especializadas en actividades lúdicas, puedes practicar con un coste añadido deportes muy de moda en nuestras playas, como son el kitesurf, la vela o el paddle surf.

Sol, arena, agua y deporte… qué mejor combinación para tus vacaciones de verano.