como bajar inflamacion

Es lo que tiene caerse o sobrecargar una zona de tu cuerpo, una inflamación que surge como respuesta a la agresión sobre esa área. Pero, ¿sabes identificar realmente qué es un proceso inflamatorio? Si acudes a su definición, una inflamación es un conjunto de reacciones químicas que se desencadenan en una parte de tu cuerpo, caracterizada por un enrojecimiento de la zona, aumento de su volumen, dolor, sensación de calor e incluso aparición de algún trastorno funcional. Su origen es diverso, pudiéndose deber a agentes patógenos, sustancias irritantes o sencillamente como consecuencia de un golpe.

Para afrontar en un primer momento un proceso inflamatorio en músculos o articulaciones te recomendamos la receta DEEC:

  • Descansar: hacer el máximo reposo posible
  • Elevar la zona lesionada para favorecer la circulación sanguínea
  • Comprimir la zona afectada para disminuir la hinchazón y retención de líquidos

Por otro lado, para inflamaciones más leves a nivel externo, te aconsejamos estos remedios naturales:

  •  Árnica y Harpagofito: a nivel epidérmico son dos de los mejores antiinflamatorios que la naturaleza nos aporta. Los puedes encontrar también entre los ingredientes de nuestras cremas Physiorelax.
  • Caléndula: excelente para inflamaciones cutáneas. Nuestras cremas Physiorelax poseen un porcentaje óptimo de caléndula, aportando beneficios a tu piel.
  • Rodajas de pepino: para desinflamar los ojos y los párpados.
  • Aloe vera: directamente de la planta, cortas un trocito y la baba que desprende desinflama y cicatriza.
  • Esencia de clavo: su componente activo es el eugenol, compuesto con propiedades antiinflamatorias, anestésicas y antioxidantes.
  • Aceite de gaulteria (“la aspirina natural”): antiinflamatorio y analgésico potente, pero contraindicado durante el embarazo, la lactancia y en menores de 6 años por ser salicilato de metilo.
  • Aceite de eucalipto: de gran utilidad en casos de artritis, y también presente nuestra crema Physiorelax Forte Plus.
  • Aceite de romero: con efecto analgésico y relajante muscular, indicado para las contracturas musculares, la tortícolis, etc.