El dolor y las lesiones es algo con lo que los deportistas tienen que convivir. Siempre hay buenos compañeros para seguir entrenando y compitiendo cuando estos aparecen, como por ejemplo, nuestras cremas de masaje deportivo  Physiorelax Forte y Ultra Heat.

No obstante, en los deportistas la probabilidad de sufrir lesiones, siendo muy típica la de menisco, es ocho veces mayor que la de las personas que en su tiempo libre realizan actividades sedentarias.

El menisco es un pedazo de cartílago que se encuentra entre el hueso del muslo y el hueso de la espinilla. Se comporta como un amortiguador entre los dos huesos y ayuda en la absorción de choque. El desgarro de menisco puede dar lugar a dolor de rodilla, inflamación e hinchazón. La función del menisco en la articulación de la rodilla es similar a la del rodamiento en un sistema mecánico. La ausencia o degeneración de un rodamiento no impide la función mecánica pero sí la distorsiona generando dos efectos secundarios: fricción entre los componentes y disipación de la energía funcional.

menisco physiorelax

En cuanto a la fricción, comentar que la fuerza de rozamiento genera una erosión entre las piezas óseas que se relacionan en la rodilla (rótula, fémur, tibia y peroné). Debemos incorporar a nuestra vida deportiva actitudes que eviten el edema y faciliten la hidratación, ser especialmente cuidadosos con el calentamiento (y el enfriamiento después del deporte) y analizar las posibles molestias o dolores que surjan después de la carrera para prevenir problemas.

Por otro lado, en cuanto a la disipación de la energía, si la energía generada por los músculos se pierde en una falta de cohesión articular, disminuirá nuestro rendimiento deportivo y aumentará la posibilidad de otras lesiones como esguinces de ligamentos o artrosis. En este caso, debemos tomar medidas para que la rodilla no quede débil, es decir, que se mantenga la coherencia entre sus componentes, y lo podremos conseguir mediante la potenciación de los cuádriceps (sobre todo el vasto interno) y los isquiotibiales de forma equilibrada.

Destacar que el fútbol y el rugby, a parte de los problemas que pueden surgir con el contacto de lesiones por traumatismo, tienen la particularidad de utilizar botas con tacos que, al clavarse y rotar el cuerpo posteriormente, son acciones generadoras de rotura de ligamentos y meniscos en la rodilla.

Como conclusión, resaltar que se puede seguir practicando deporte, pero adaptando el ritmo y la frecuencia según la aparición de dolencias y tratamiento de las mismas.