La mejor forma de evitar lesiones en el crossfit es la prevención, mediante una buena ejecución técnica, y calentando correctamente antes de comenzar los ejercicios, por ejemplo aplicando la crema Physiorelax Ultra Heat antes de empezar los estiramientos iniciales.

Atendiendo a su definición, el crossfit es un entrenamiento de alta intensidad, de origen militar, en el que se queman grasas, se gana masa muscular y se queman calorías en gran cantidad. Pero, ¿tiene algún tipo de beneficios?

En noviembre de 2013, un grupo de investigadores publicó un artículo (Crossfit-Based High-Intensity Power Training Improves Maximal Aerobic Fitness and Body Composition) en la revista Journal of Strength & Conditioning Research demostrando que dicha actividad:

  • Mejora la capacidad aeróbica (incrementa la resistencia y optimizar el desempeño en diferentes ejercicios).
  • Después de 3 meses de entrenamiento el peso corporal disminuye en torno al 4%, siendo mayor la pérdida de kilos entre los hombres.
  • El porcentaje de grasa corporal se reduce considerablemente, sobre un 20% menor entre los hombres tras el entrenamiento y 13% inferior en las mujeres que practicaron esta actividad durante los 3 primeros meses.
  • La masa magra se incrementa en torno al 2%, siendo mayor la ganancia entre las mujeres.

Como expone el anterior artículo, los resultados pueden ser variables de una persona a otra y en función de la dosis o sesiones de entrenamiento que se realicen así como de los hábitos que acompañen la actividad, es decir, de la dieta y el descanso que complementan el ejercicio.

¿Y efectos negativos?

En la otra cara de la moneda, y referenciando otro estudio científico del mismo año (The nature and prevalence of injury during CrossFit training), el índice de lesiones es considerable. En dicho estudio se evaluaron las lesiones y la incidencia de las mismas llegando a las siguientes conclusiones

  • Alrededor de un 70% sufrió lesiones durante el entrenamiento con crossfit, de los cuales un 7% necesito intervención quirúrgica.
  • De la polémica surgida de la asociación entre crossfit y la rabdomiólisis (destrucción de fibras musculares con la consecuente liberación de células al torrente sanguíneo), en el estudio no se registró ningún caso de esta patología.
  • Se estima un índice de lesiones de 3,1 por cada 1000 horas de entrenamiento crossfit.
  • Las tasas de lesiones en crossfit son semejantes a las observadas en levantamiento de pesas olímpico, pero son menores que en deportes de contacto como el rugby.

Las pequeñas  lesiones del crossfit suelen aparecer con el tiempo, por lo tanto no olvides emplear algún antiinflamatorio para aliviar tus molestias musculares y articulares, como nuestras cremas Physiorelax Ultra Heat y Forte, con base de árnica y harpagofito. Eso sí, hay que tener cuidado de no realizar grandes sobreesfuerzos sobre las lesiones porque podrían convertirse en crónicas.

Por eso te recomendamos calma, un buen asesoramiento por parte de un profesional (antes de iniciarte en esta modalidad), una buena hidratación durante el entrenamiento, una programada variación en las rutinas de los ejercicios (hombros, rodillas, cervicales…), y cuidar la técnica de cada ejercicio así como adecuar la intensidad a la condición física de cada uno para evitar lesiones.

¡No te excedas y disfruta de esta actividad que te puede dar grandes resultados!

crossfit physiorelax lesiones