La rabdomiolisis es una enfermedad que genera la descomposición del tejido muscular, que a su vez ocasiona la liberación de los contenidos de las fibras musculares en la sangre. Estas sustancias son dañinas para el riñón y con frecuencia causan daño en ese órgano. Existen distintos orígenes para esta dolencia: consumo de drogas, extremos de temperatura, deshidratación grave, enfermedades genéticas, o esfuerzo físico extremo, entre otros. Por ejemplo, en la práctica del crossfit así como de spinning, entre otros deportes, existe una muy alta frecuencia de casos de rabdomiolisis.

hidratacion rabdomiolisis

Algunos de los síntomas son que la orina tome un color rojo oscuro, la disminución de la producción de orina, la debilidad generalizada, rigidez o dolor muscular (mialgia), sensibilidad muscular, debilidad de los músculos afectados y puede llegar a la sensación de fatiga, el dolor articular y convulsiones. Si es tratado a tiempo (rehidratación), no debe presentar mayores complicaciones la recuperación. Pero el cuadro de deshidratación puede llegar a generar insuficiencia renal aguda, desequilibrios químicos dañinos en la sangre y causar shock (baja presión arterial).

En las clases de crossfit plantean muchos ejercicios, generalmente olímpicos, que llevan meses y hasta años dominarlos o perfeccionarlos. El entrenamiento se basa en la superación de los límites individuales de fuerza, resistencia y velocidad, sin darle demasiada importancia a la técnica.

Es conveniente que si practicas cualquier deporte, conozcas tu ritmo de sudoración durante los entrenamientos con el objetivo de hidratarte de forma correcta y evitar la deshidratación con sus graves consecuencias para su salud. Si estás deshidratado no puedes liberar toxinas, el riñón no puede filtrar la mioglobina que se desprende de los músculos, y te puede llevar a un fallo renal y a desequilibrar los electrolitos, desencadenando en una afección en tu corazón.

Si practicas deporte dentro de un recinto es diferente a realizarlo fuera, con temperaturas mayores a 20 ºC ya que tu cuerpo transpirará de forma diferente y tendrás otras necesidades. También influye cuanto tiempo permaneces en esa actividad, por lo que es posible que si es mucho pierdas también sales. En ese caso requerirás de bebidas que contengan sodio, uno de los componentes de la sal y que nuestro cuerpo necesita.

Las bebidas que recomiendan para deportistas, pueden contener azúcar que no es para nada saludable, así que ten cuidado al escogerlas, revisa bien su contenido. Otras bebidas contienen sales, vitaminas, proteínas e incluso antioxidantes, que serían ideales porque es lo que se pierde durante una práctica intensa de ejercicios. Las bebidas deportivas isotónicas tienen una composición que se asemeja a la de la sangre, por lo que para el organismo es mucho más fácil asimilarla, no requiere de ningún esfuerzo. Y por supuesto evita las bebidas gaseosas (carbónicas) que, aunque digan que son light, no las consumas ya que contienen en alguna medida azúcar y otros aditivos perjudiciales para la salud.

En el siguiente enlace puedes acceder a un estudio sobre el papel protector que suministra el entrenamiento ante la aparición de rabdomiolisis en eventos de ejercicio de tipo aeróbico, dadas las diferencias observadas en la magnitud de liberación de los marcadores de daño muscular entre personas entrenadas y personas sedentarias:

“Comportamiento de los marcadores de rabdomiolisis después de un evento de ejercicio aeróbico submáximal en entrenados y sedentarios”.