Vas al fisioterapeuta por una molestia muscular o articular, y después de darte un masaje con alguna de nuestras cremas Physiorelax, te coloca unas tiras que, junto con las propiedades de nuestro producto, van ayudarte en la recuperación de tu lesión… tiras adhesivas de diferentes colores que adornan las espaldas, muslos o bíceps, de las cuales te preguntas qué son y por qué cada vez más deportistas de élite las emplean incluso cuando no están lesionados. ¿Son una moda o en verdad funcionan?

kinesiotape physiorelax

El kinesiotape, también conocido vendaje neuromuscular, es un esparadrapo elástico constituido por una estructura trenzada de hilos de algodón, que incorpora una capa de pegamento (cianoacrilato de uso médico, inofensivo para la piel) que le confiere adhesividad permitiendo que la piel transpire.

Entre sus funciones, las más significativas son la prevención de lesiones, la mejora del rendimiento tisular de la zona tratada y los efectos terapéuticos sobre una lesión. Además, sus efectos más inmediatos son los siguientes:

  • Neuroestimulación de carácter reflejo por efecto mecánico de  la tensión sobre piel y receptores nerviosos periféricos.
  • Analgesia local.
  • Activación de la circulación sanguínea y mejora de la reabsorción de edemas – hematomas – linfa y exudados inflamatorios.
  • Acción específica sobre el tejido muscular.
  • Acción funcional de corrección biomecánica.

Para notar sus beneficios deben colocarlas adecuadamente los especialistas. Las vendas deben ser prescritas por un médico o fisioterapeuta y aplicadas por un especialista sanitario formado en el tratamiento, pues el sentido y la disposición de las tiras y su modo de colocación tienen funciones y efectos distintos según sean éstas.

Las bases del vendaje neuromuscular fueron acuñadas sobre 1970 en Corea y Japón, de la mano del Dr. Kenzo Kase y del Dr. Murai, quienes  tomando la piel como modelo y basándose en la importancia de mantener el movimiento normal, desarrollaron un vendaje elástico que ayudaba a la función muscular sin limitar los movimientos, manteniendo una adecuada circulación sanguínea y linfática, así como la llegada de información propioceptiva de la estructura lesionada, factores que favorecen el proceso de recuperación normal de la estructura lesionada.

Entre las ventajas de este vendaje, destacar que es muy rápido de poner y muy fácil de quitar, dura entre 3 y 4 días, permite realizar todo tipo de deportes sin ningún tipo de limitación en el movimiento y es resistente al agua.

En cuanto al color del kinesiotape, es posible que no sea más que un placebo, orientado a convertirlo en un producto más llamativo y atractivo. Puede que sea así, pero algunos estudios apuntan que los diferentes colores se asocian con propiedades concretas. Así se tiene el fucsia (adecuado para actuar de estimulante y tonificar), el azul (adecuado para relajar) y el negro (el color originario, posteriormente aparecieron el resto de colores).

Recuerda: si sumamos los beneficios de las cintas de kinesiotape colocadas justo después de un masaje deportivo, junto con los beneficios de las cremas Physiorelax, por las propiedades que le confieren sus ingredientes naturales (árnica, hipérico, harpagofito, caléndula, etc…) ¡nuestra recuperación será mucho mejor y más rápida!