La periostitis tibial es una inflamación del periostio (membrana protectora de los huesos), que generalmente afecta a la zona distal y medial de la tibia, también conocida como espinilla. Tiene lugar en la zona de inserción del tendón y suele producirse en la cara interna de la tibia debido a una fuerte tensión. Los corredores la describen como “un ardor en la tibia” al empezar a correr, y que desaparece cuando bajan el ritmo o vuelven al reposo.

Physiorelax servicio fisioterapia masaje periostitis tibial

Esta patología se produce por el incesante traumatismo del pie contra el suelo. Se cree que las oscilaciones transmitidas por el entrenamiento intenso sobre terreno duro, por un apoyo incorrecto (pies pronados o supinados) o por un calzado deportivo inapropiado, pueden ser la causa de esta molesta lesión del corredor.

Es una lesión muy típica de los atletas, saltadores y fondistas con entrenamientos que requieren largas distancias (como medias maratones o maratones) que, si no se trata, puede convertirse en fractura de estrés o hacerse crónica. En el 50% de los casos afecta a las dos piernas y la palpación de la zona es dolorosa.

¿Cómo se previene?

Con estiramientos. Y también se debe aplicar frío al finalizar los entrenamientos. En caso de que la lesión persista sería conveniente contemplar la posibilidad de consultar a un podólogo especialista sobre la utilización de plantillas.

Recomendaciones para su tratamiento

  • Aliviar la dolencia mediante masoterapia (masaje de fricción muscular) aplicando nuestras cremas Physiorelax.
  • Realizar un masaje para descargar los músculos periféricos también con nuestras cremas Physiorelax (ver vídeo).
  • Aplicar hielo después de cada sesión de entrenamiento.
  • Disminuir la carga de entrenamiento o cesar la actividad, dependiendo de la gravedad. Se recomiendan otros deportes: natación, ciclismo o remo.
  • Utilizar antiinflamatorios la primera semana.
  • Realizar un vendaje neuromuscular o kinesiotape como parte del tratamiento de la lesión (ver vídeo).
  • Usar taloneras de silicona amortiguadoras para limitar la transmisión de choques a la tibia.
  • Localmente, aplicar herramientas como el ultrasonido para la disminución de la inflamación y el dolor.

¿Cuáles son sus causas?

Las causas que pueden desencadenar los diferentes mecanismos responsables de la inflamación del periostio son diversas:

  • Los acortamientos musculares o la excesiva rigidez de los músculos.
  • Un apoyo plantar incorrecto, que provoca tracciones sobre las zonas de inserción de los músculos sobre el periostio.
  • Una excesiva rotación de la cadera más una torsión tibial externa elevada.
  • Traumatismos directos consecutivos sobre el periostio en la cara anterior de la tibia (golpes directos en deportes de contacto o con la equipación para practicarlos).
  • Excesivo entrenamiento, rodajes sobre superficies demasiado duras o con mucha inclinación o por terrenos irregulares.
  • No respetar los descansos entre los entrenamientos y no realizar los estiramientos adecuados.
  • Deficiencias anatómicas: atletas con excesiva pronación, pies planos, etc…

No dejes de practicar el deporte que te gusta, siempre podrás confiar en nuestras cremas Physiorelax, elaboradas con plantas con propiedades antiinflamatorias.