La ciencia es firme en la publicación de resultados: las condiciones climáticas no están relacionadas con los dolores en músculos y huesos, ni nos recuerdan antiguas lesiones. Algo que, en principio, va en contra de la sabiduría popular, como nosotros publicábamos hace un tiempo en una entrada de nuestra web.

Según un estudio1 llevado a cabo por investigadores del Instituto George de Salud Global en Sidney (Australia) y publicado en la revista Pain Medicine, el aumento de los síntomas de lumbalgia y la artrosis (también llamada osteoartritis) no tienen ninguna relación con los cambios meteorológicos. Para desmentir esta creencia generalizada y extendida durante siglos, los investigadores analizaron los historiales médicos de casi 1.000 adultos australianos con dolor lumbar, y 350 con osteoartritis de rodilla. No obstante, sí se ha demostrado un vínculo leve entre las altas temperaturas y el aumento de los síntomas de lumbalgia.

La importancia de este estudio radica en el hecho de que una de cada tres personas sufrirá dolor de espalda en algún momento de su vida. Esta probabilidad aumenta en el caso de los pacientes con artrosis: una enfermedad crónica que padecen hasta un 18% de las mujeres y un 10% de los hombres mayores de 60 años. Sus síntomas son la hinchazón, el dolor y la pérdida de movimiento en las articulaciones.

Pero, ¿la meteorología tiene realmente algo que ver con nuestros dolores? Este pensamiento ancestral (se remonta al tiempo de la Roma Clásica) reside en la existencia de una relación entre los cambios de tiempo (variaciones en la temperatura ambiental, la humedad, la presión atmosférica, el viento o las precipitaciones) y la aparición de los síntomas del dolor de espalda o la artrosis.

Los seres humanos somos tan susceptibles que culpamos a la humedad, a la temperatura, a la presencia de viento, a la presión atmosférica o a las precipitaciones de nuestros dolores. Y, sin embargo, el dolor solo se puede controlar desde la prevención y el manejo de los episodios en los que aparece.

1.    Acute Low Back Pain? Do Not Blame the Weather—A Case-Crossover Study. Keira Beilken BPhty, Mark J. Hancock PhD, Chris G. Maher PhD, Qiang Li MBiostats, Daniel Steffens PhD. DOI: http://dx.doi.org/10.1093/pm/pnw126 First published online: 15 December 2016

(http://painmedicine.oxfordjournals.org/content/early/2016/12/07/pm.pnw126)