como-preparar-una-carrera

La semana anterior a una carrera suele plantear muchas dudas a los corredores principiantes. Algunos no saben si hay que entrenar igual, más o menos que cualquier otra. Y si a eso sumamos aspectos tan importantes como la alimentación, el material y la preparación psicológica, se puede convertir en un quebradero de cabeza. En este texto abordaremos algunas de esas cuestiones y descubriremos cómo la gama de cremas de Physiorelax puede ayudarte a preparar una carrera.

 

  1. Menos es más

Como para un examen, de poco va a servir estudiar el día antes si no se ha hecho con anterioridad. El entrenamiento para afrontar una carrera debe de estar ya hecho para afrontar la semana previa a la gran cita. En estos siete días es el momento de reducir la carga de entrenamiento combinando sesiones suaves con otras de mayor intensidad. Pero lo más importante es descansar bien. Una crema de efecto frío como Physiorelax Polar nos ayudará a recuperar las piernas de los últimos entrenamientos y tener la musculatura preparada.

  1. Date chispa

Más que para mejorar la condición física, conviene hacer algunas series cortas antes de una competición para conseguir un subidón de moral y activar la musculatura. No hay nada como sentirse rápido para venirse arriba. Para hacerlas, es necesario calentar muy bien, aplicarse una crema de efecto calor como Physiorelax Ultra Heat con un leve masaje activará el riego sanguíneo y ayudará en esta tarea.

  1. Visita a tu fisio

No hay que esperar hasta tener una prueba importante para ir al fisioterapeuta, hay que ir con regularidad. Pero centrándonos en la semana previa, un masaje suave tres o cuatro días antes de la competición nos hará sentir con las piernas como nuevas. Dentro de la gama de Physiorelax, la versión Forte Plus está especialmente diseñada para estos masajes, que además de beneficiar a los músculos y ligamentos, rejuvenecerá la piel gracias a la rosa mosqueta y a la centella asiática que contiene.

  1. Plantea una estrategia de carrera

Aunque a veces improvisar y salir a ver qué pasa puede ser divertido, es mejor tener una idea de cómo va a ser nuestra carrera, aunque el plan pueda saltar por los aires nada más empezar. Es importante conocer el recorrido, dónde están los puntos críticos y los avituallamientos. En algunas carreras hay zonas de asistencia en la que los participantes disponen de su propio alimento y material. En estos casos, la versión en espray de Physiorelax Forte Plus es un arma a tener en cuenta. Es fácil de aplicar, se absorbe rápidamente y ocupa poco espacio.

  1. Descansa tu mente

A pesar de que la mayoría de corredores tienen su trabajo y sus propios problemas cotidianos, es importante no tener demasiado estrés los días antes de una carrera. Si no, corremos el riesgo de agotarnos mentalmente. También es importante que le des normalidad a la situación –que lo es- y no te obsesiones con la prueba. Y a veces, hablar más de la cuenta con otros participantes nos puede generar inseguridades o miedos de última hora nada positivos.

  1. Disfruta del momento

Cuando llegue la hora, no olvides disfrutar. Todo el trabajo estará hecho, así que libérate, diviértete y deja que los entrenamientos hablen por sí solos. Si algo no va como te gustaría, ten una actitud positiva y confía en ti mismo. Como ya sabes, en una carrera siempre hay momentos difíciles, pero la clave es saber sobreponerse.