Crema Dolor De Espalda

Quien no haya sufrido dolor de espalda alguna vez no es humano. Es una de las molestias que afecta con más frecuencia a la salud de las personas. Se puede producir por múltiples factores. Algunos tan simples como dormir en una mala posición y otros tan complejos como los provocados por la artritis, por ejemplo.

La espalda es un punto clave del cuerpo que está sometido a una carga de trabajo importante en el día a día. Por eso, es necesario prestarle una mayor atención y conocer cuáles pueden ser las causas del dolor de espalda y cómo aliviarlo.

  1. El envejecimiento

Cómo no. La edad no tiene piedad y sus efectos se hacen notar, aunque en algunas personas más que en otras. El poco cuidado de la zona lumbar durante la juventud puede provocar dolor de espalda en el futuro. Parece que no, pero las malas posturas se acaban pagando. Es conveniente adquirir buenos hábitos de higiene corporal desde edades tempranas. Pero si ya es tarde, hay que prestar atención a la posición de la espalda en todo momento. Y para evitar sobrecargas, un masaje suave con una crema efecto calor como Physiorelax Ultra Heat después de un día de trabajo o de practicar deporte puede ayudar.

  1. La inactividad

Los seres humanos están hechos para moverse. Lamentablemente, nuestro estilo de vida actual tiende al sedentarismo, lo que aumenta las posibilidades de sufrir este mal. Sin embargo, la actividad física bien hecha es un buen tratamiento para el dolor de espalda. Por ejemplo, la natación es una de las más recomendables por sus beneficios para la salud.

El medio acuático tiene un efecto drenante y como se flota, ayuda en procesos de recuperación. Eso sí, hay que adaptar el estilo de natación en función del tipo de dolor de espalda y tener algunas precauciones. Después de una sesión de piscina se recomienda estirar bien y usar alguna crema como Physiorelax Forte Plus o Polar para ayudar a la recuperación de músculos y ligamentos.

  1. El trabajo

Por exceso o por defecto, la actividad que se realiza en el trabajo nos afecta directamente. Pasarse 8 horas moviendo objetos de un lado para otro, levantando peso, o todo lo contrario, estar sentado durante ese tiempo es un estrés para el cuerpo. Esto no es positivo para el dolor de espalda, así que conviene ejecutar los movimientos lo mejor posible en trabajos físicos y moverse un poco cada hora en los que haya que estar sentados.