Curar Golpes Moratones Niños

El árnica, una solución natural para curar los golpes a los “peques de la casa”

Sus propiedades terapéuticas lo convierten en un remedio natural de gran valor para los padres

¿Quién de nosotros no se ha dado cientos de golpes durante sus años de infancia? Los niños son inquietos por naturaleza y su afán por la diversión y los juegos les lleva con frecuencia a sufrir pequeñas caídas o inoportunos golpes. Moratones, chichones o simplemente un hinchazón cuyo motivo se desconoce pero que, simplemente, está ahí. Son muchas las lesiones y las magulladuras que los “peques” pueden sufrir en su día a día, y en pleno 2020, todavía muchos padres no saben cómo actuar en este tipo de situaciones.

En estos contextos el árnica se ha destacado como la mejor solución natural para tratar a los niños. Hablamos de una planta medicinal que empezó a utilizarse en el Antiguo Egipto, consolidándose en nuestros días gracias a sus propiedades terapéuticas. De hecho, muchos expertos en la materia la llaman “la hierba de las caídas”. Y es que los beneficios del árnica están fuera de toda duda gracias a su eficacia. Por ello numerosas empresas farmacéuticas apuestan por elaborar productos con este ingrediente esencial.

Beneficios del uso del árnica

Es importante conocer cómo debemos usar la barrita de árnica para no cometer ninguna imprudencia y lograr sacarle el máximo rendimiento a sus propiedades. Así, su principal función es la de aliviar el dolor causado por pequeños traumatismos o golpes, las contracciones musculares, evitar la aparición de moratones o hinchazones y reducir los procesos inflamatorios, así como ayudar a la regeneración de los tejidos musculares afectados.

Curar Golpes Moratones Niños

Ten Physiorelax Kids en casa

Physiorelax KIDS, una barrita compuesta de elementos naturales se convierte en un accesorio imprescindible para los padres. Physiorelax KIDS contiene, además de árnica, ingredientes extra como la manzanilla, la centella asiática, la caléndula, harpagofito o la Rosa Mosqueta, que lo convierte en uno de los productos más completos del mercado, ya que, además de estos beneficios ya sabidos, proporciona una sensación de bienestar en el menor y un agradable olor a cereza.

El stick se aplica realizando movimientos suaves y circulares para ayudar a recuperar. Es muy importante saber que su uso está contraindicado en heridas abiertas, quemaduras o pieles irritadas.

Además, no hay límite en cuanto al número de veces a utilizar, pudiendo recurrir a ella cada pocas horas. En definitiva, un producto necesario para los “papis” y cuyo transporte –es muy ligero y pequeño– facilita tenerlo siempre a mano. Porque nunca se sabe cuando los peques pueden tener aterrizajes imprevistos.