harpagofito dolores musculares

¿Buscas un remedio a los dolores musculares? El secreto está en el harpagofito, un antiinflamatorio natural cuyas propiedades están sobradamente demostradas en numerosos estudios científicos.

El harpagofito es una planta que suele recomendarse muy a menudo por sus poderosas propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Además, prácticamente no presenta efectos secundarios o contraindicaciones, lo que la hace muy popular en medicina natural.

Se ha usado como un efectivo remedio natural para dolores musculares y articulares. Es un excelente antirreumático, especialmente en los casos de artritis, gracias a su efecto analgésico y antiinflamatorio.

No obstante, por ejemplo la artrosis, esa enfermedad reumática crónica, afecta a una de cada cuatro personas mayores de 50 años y a una de cada dos personas mayores de 70 años.

Dónde encontrar el harpagofito

El harpagofito lo podemos encontrar comercializado fundamentalmente en farmacias, y su uso más extendido es en forma de suplemento alimenticio en cápsulas o  pastillas (como el HARPAGOFLEX).

También es común encontrar cremas naturales para masajes deportivos o tratamientos de problemas musculares (PHYSIORELAX) que contienen harpagofito entre sus componentes. En cuanto a sus propiedades, podemos destacar las siguientes:

  • Tiene acción antiinflamatoria, analgésica y antirreumática: tratamiento sintomático de la osteoartritis crónica, tendinitis, lumbalgias y ciáticas.
  • Sirve como calmante para los dolores típicos de la gota.
  • Evita la progresión de la enfermedad articular.
  • Es efectivo contra las contracturas musculares.
  • Rebaja la inflamación en dos lesiones muy típicas de deportistas: la tendinitis y la bursitis.
  • Tiene acción colorética: aumenta la producción de bilis con lo que mejora nuestra digestión y, a la vez, ayuda a que vayamos mejor al baño. Tiene, pues, un ligero efecto laxante.
  • Tiene efecto depurativo y disminuye el colesterol.
  • Calma los espasmos intestinales (antiespasmódico).
  • Carece de efectos secundarios a largo plazo (a diferencia de los AINES sintéticos).