Tanto en deporte como en yoga se combina el movimiento con los masajes para preparar el cuerpo antes o después del ejercicio. El masaje ayurvédico está muy ligado al mundo del yoga, y tiene muchos beneficios para las personas deportistas, tanto para activar como para calmar y recuperar el cuerpo y la mente. Te invitamos a probar estas técnicas de automasaje ayurvédico antes y después de tu deporte favorito, de la mano de la marca de cremas naturales Physiorelax para músculos y ligamentos.

 

Antes de la sesión:

Para incrementar los beneficios, aplicar Physiorelax Ultra Heat al realizar estos masajes antes del ejercicio.

 

 

  • Calentar piernas: Aplicar la crema por la parte posterior de las pantorrillas. De abajo a arriba deslizar el pulgar por la zona varias veces, hasta que vayamos sintiendo el calor. Después hacer lo mismo con los nudillos.

 

 

 

 

  • Proteger los tobillos: Aplicar la crema en los tobillos. Agarrar los dedos del pie con la mano contraria y, como si fuera una manivela, comenzar a trazar círculos en un sentido y después cambiar.

 

 

 

 

 

  • Calentar brazos: Aplicar una pequeña cantidad en el brazo. Abrazar con la mano el brazo por debajo de la axila y de arriba abajo ir deslizándola sin dejar de apretar con la mano. Cuidado con la articulación del codo, hay que dejar de presionar al pasar por ahí.

 

 

 

 

Después de la sesión:

Para incrementar los efectos del masaje post ejercicios, te recomendamos utilizar Physiorelax Polar con la piel ligeramente húmeda.

  • Estirar cuello y trapecios: Aplicar la crema en la zona. Pinzar el trapecio y mantener la presión. Con los dedos de ambas manos, masajear de abajo a arriba la parte posterior del cuello peinando toda la musculatura.
  • Estirar zona lumbar: Aplicar la crema en la parte baja de la espalda y con los dedos índices localizar los espacios entre las vértebras. Estabilizar e  sos puntos y después presionar moviendo ligeramente los dedos a los lados para crear espacio. Ir de abajo a arriba.
  • Estirar las manos: Aplicar la crema en la palma de las manos y con la yema del dedo pulgar contrario deslizar desde el talón de la mano al espacio que queda entre los dedos. Finalizar presionando en el punto de acupresión calmante, para localizarlo cierra el puño izquierdo de manera que los dedos descansen sobre el centro de la palma. Localiza el punto en donde termina el dedo corazón, en el centro de la palma y presiona ese punto con el pulgar de la mano derecha durante un minuto.

Y recuerda acompañar tus masajes con la crema Physiorelax que mejor se adapte a tus necesidades:

 

POR ALICIA VELASCO. IG: @unmaniali